Introducción

El 20 de noviembre se conmemora el combate de la “Vuelta de Obligado” como Día de la Soberanía Nacional. A partir de este año se establece la fecha como feriado nacional con el objetivo de reivindicar una de las epopeyas argentinas más importante y silenciada de la historia.



El Combate de la “Vuelta de Obligado” ocurrió en 1845, cuando Gran Bretaña y Francia, las dos potencias económicas, políticas y bélicas más grandes de la época , se unieron para atacar a la Argentina que se encontraba bajo el mando del gobernador de Buenos Aires, Juan Manuel de Rosas. El objetivo de la invasión fue de índole económica y política: la expansión de sus mercados y la independización de Corrientes, Entre Ríos y lo que es hoy Misiones para formar un nuevo país, la “República de la Mesopotamia”, que empequeñecería y debilitaría a la Argentina y haría del Paraná un río internacional de navegación libre.

Los Ingleses y franceses creyeron que con la exhibición de sus imponentes naves, alcanzaría para asustara a los argentinos, pero, no fue así: Rosas decidió hacerles frente encargandole al general Lucio N. Mansilla conducir la defensa, junto a más de un millar de argentinos.

Fue entonces que en el recodo más delgado de nuestro ancho Paraná las valientes tropas encadenaron el río para defender nuestro territorio y dieron batalla un 20 de noviembre de 1845, en lucha desigual con los poderes más fuertes de la Tierra. La estrategia fijada por Rosas y Mansilla tuvo éxito y las grandes potencias de la época finalmente se vieron obligadas a capitular aceptando las condiciones impuestas por la Argentina. Las provincias litorales continuaron siendo parte de nuestro territorio y el Paraná es hasta hoy un río interior argentino.

Por eso se ha instituido al 20 de noviembre como el Día de la Soberanía Nacional.

0 comentarios:

Publicar un comentario